Bookmaker artbetting.co.uk - Bet365 review by ArtBetting.co.uk

Bookmaker artbetting.gr - Bet365 review by ArtBetting.gr

Germany bookmaker bet365 review by ArtBetting.de

Premium bigtheme.net by bigtheme.org

Danza de millones

ElObservador 7 Agosto, 2017 0
Danza de millones

Mientras a buena parte de los que tienen bajos ingresos les cuesta muchísimo llegar a fin de mes, ni que hablar del tercio de la población sumido en la pobreza -aunque haya existido cierta magnificación con fines electorales, incluso con protestas y ollas populares, cuando muchos de los participantes no saben siquiera de que se trata-, contrasta fuertemente con la difusión del millonario patrimonio de buena parte de los políticos dirigentes, esos mismos que están tan sacrificados por servir a los demás, pero parecen haber perdido de vista algunas cuestiones elementales, como lo difícil que es sobrevivir dentro de este escenario. Claro, que comparado con Venezuela, o Santa Cruz para no alejarnos tanto, aunque en ambos casos haya por aquí alguna bien visible fidelidad, y también en otros ámbitos algo lejanos con tañidos de campanas, no es exagerado decir que estamos mejor de lo que podría haber sido.

Mejor dejar supuestos a ir a hechos concretos. Esta semana, la difusión de los patrimonios de quienes bien podría decirse que tienen el futuro de la Argentina en sus manos, tuvo un efecto parecido a una bofetada en el rostro de los argentinos, cuanto más necesitados más fuerte y sonoro el golpe. No puede ser de otra manera, ya que esta danza de millones cuando hay quienes no pueden llevar alimentos a su mesa, no puede ser tomado de otra manera. ¿Qué pretenden?  que la gente aplauda, nada de eso, se pone de pie e insulta.

El presidente Macri declaró 82 millones, y curiosamente redujo 18 de los 110 del año pasado, por toda una suerte de combinaciones entre el fideicomiso ciego y una donación de un bosque de pinos a su hija Antonia. Algo que puede ser, pero que pocos creen, semejando una maniobra contable más que otra cosa, que no alcanza para zafar, aún siendo público y notorio que viene de cuna de oro. Pero, ¿cómo se forjó esa fortuna? Su padre Franco por cierto no fue un Luis Fasoli que llegó para deslomarse y crecer con ingenio, sostenido con enorme esfuerzo. Sus gastos personales del año 3,9 millones, y eso que un presidente no anda con la billetera en la mano todo el día.

Lo de los Kirchner en cambio es muchísimo peor. La asociación ilícita que encabezó primero Néstor y continuó luego Cristina -al menos es lo que dice la Justicia, con proceso mediante, aunque todo vaya con una lentitud exasperante- fue para saquear al Estado, con estas declaraciones patrimoniales hay sobradas razones para enardecer a la gente. Veamos el caso del primogénito Máximo, sentado en una banca en Diputados, quien declaró poseer casi 35 millones de pesos de patrimonio, pero consignando que el año pasado gastó 20 millones de pesos. ¿Usted imagina?  Si esto lo hace un nacional y popular, cómo serán los gastos de los más ricos, que los hay. Números que no cierran por ningún lado, pero que además suenan como una burla, para todos pero en especial para aquellos que quedaron dentro ese tercio de pobres, cuando se blandía la bandera de la inclusión.

No vamos a hacer un detallado repaso, con algunas referencias basta y sobra. El ministro del área económica Dujovne con 92 millones, pero 74 de ellos depositados en el exterior. ¿Así confía en lo que está haciendo? El jefe de los espías Gustavo Arribas -sacudido por la investigación de Alconada Mon, quien el viernes estuvo en Rafaela disertando en la Expo- con 126 millones y gastos personales de 6,7 millones en el año. Luis Caputo pasó de 84 a 124 millones -cómo hacen para sumar 40 palos en un año?-, más gastos personales de 5,9 millones. Los del rabino-ministro Bergman es notable: gastó 2,7 millones para vivir pero sólo ganó 1,5 millón, pasando su patrimonio de 4 a 10 millones.Y así sigue… La lectura de muchos patrimonios irritan la vista.

Quien en cambio parece no haberse salvado con la decadente y lamentable votación en la Cámara baja es el otrora súper ministro De Vido, de quien se asegura “tiene los días contados” con algunas causas que se le vienen encima, como la tragedia de Once, aunque aquí nunca se sabe. Su nombre, por si faltara algo, apareció en la lista de los coimeados por Odebrecht. Y a pesar de sus mansiones, departamentos y chacras, con lujos excéntricos, declaró un patrimonio de 2,8 millones. Al lado de los otros, un pelagatos.

Todo lento, muy lento, pero de vez en cuando se avanza algunos casilleros. También puede llegar el juicio contra el general Milani, que nunca pudo explicar cómo amasó su fortuna y con acusación pendiente del asesinato del soldado Ledo, complicándose también el escenario para la procuradora Gils Carbó, con nueva indagatoria por el encubrimiento de Lázaro Báez, teniendo además pendiente lo de la comisión de 7 millones por el edificio comprado para la Procuraduría.

Sobre la prescripción del ex vice Boudou, sobreseyéndolo por el paso del tiempo, pinta claro la justicia que tenemos. El juez Bonadío demoró la investigación 5 años y luego quienes fallaron lo durmieron otros 2 años. Chau, al mejor estilo Pilatos, todos se lavaron las manos. Así andamos…

Por Roberto Actis

Deja una respuesta »