Bookmaker artbetting.co.uk - Bet365 review by ArtBetting.co.uk

Bookmaker artbetting.gr - Bet365 review by ArtBetting.gr

Germany bookmaker bet365 review by ArtBetting.de

Premium bigtheme.net by bigtheme.org

Lucha contra el cáncer: prueban una potente terapia llamada “droga de la vida”

ElObservador 2 agosto, 2017 0
Lucha contra el cáncer: prueban una potente terapia llamada “droga de la vida”

Utiliza células inmunes  del paciente y podría servir para distintos tipos de tumores.La contra, su alto costo.

La aprobación de una terapia génica, que se espera para los próximos meses, abrirá la puerta a una clase radicalmente nueva de tratamientos para el cáncer de sangre. Empresas y universidades compiten en el desarrollo de estas nuevas terapias, orientadas a la reingeniería y la turbo alimentación de millones de células inmunes propias de cada paciente, a las que convierten en exterminadoras de cáncer y los investigadores denominan “droga de vida”. Uno de los grandes objetivos es ahora ponerlas a funcionar para muchos otros cánceres, incluidos los de mama, próstata, ovario, pulmón y páncreas.

“Esto ha sido transformador en el cáncer de sangre”, dijo el doctor Stephan Grupp, director del programa de inmunoterapia contra el cáncer del Hospital de Niños de Filadelfia, profesor en la Universidad de Pensilvania y conductor allí de los principales estudios. “Si puede empezar a funcionar con los tumores sólidos, va a ser completamente transformador para todo el espectro.” Pero dijo que iba a llevar tiempo averiguarlo; por lo menos cinco años.

Este tipo de tratamiento se está estudiando ahora también en glioblastomas, un agresivo tumor cerebral. Los resultados de un estudio de la Universidad de Pensilvania, publicados el miércoles, son diversos. De los primeros 10 pacientes tratados allí, uno ha vivido más de 18 meses con su “enfermedad estable.” Otros dos sobrevivientes tienen un cáncer que siguió avanzando y el resto murió.

Lucha contra el cáncer: prueban una potente terapia llamada

Nueva técnica. Los glóbulos blancos del paciente son congelados y reutilizados para eliminar el cáncer.

Los estudios se abren camino en muchos frentes. Los investigadores planean darles tratamiento con células en mayor proporción que antes a chicos en etapas iniciales de leucemia. Una nueva versión, que está iniciando tests en personas, usa células inmunes no tomadas del paciente sino de muestras de sangre del cordón umbilical donadas por madres que acaban de dar a luz.

Los productos más cerca de ser aprobados hasta ahora tienen un foco limitado: tratan cánceres en la sangre como la leucemia para lo cual el grupo asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomendó la aprobación del primer tratamiento la semana pasada- y los linfomas, en contraste con lo tumores líquidos que se forman en órganos como las mamas y los pulmones y son causa de muchas más muertes. Por año, alrededor de 80.000 personas contraen el tipo de cánceres de sangre que puede combatir la primera tanda de tratamientos nuevos, de un total de 1.700.000 casos de cáncer que se diagnostican en EE.UU.

Salen a buscar pacientes con hepatitis C: 6 de cada 10 no saben que la tienen

Se estima que los nuevos tratamientos costarán cientos de miles de dólares, y tienen sus riesgos. Algunos pacientes de los primeros estudios casi mueren por efectos colaterales como fiebre altísima, presión arterial baja y congestión pulmonar. Los médicos han aprendido a controlar esas reacciones, pero los expertos tienen preocupación por posibles efectos a largo plazo, tales como la aparición de un nuevo cáncer en el paciente que en teoría podría originarse en los virus desactivados que se utilizaron en la ingeniería genética. Hasta el presente no se han visto esos cánceres, pero es demasiado pronto para descartarlos.

Los nuevos tratamientos de leucemia implican quitar del torrente sanguíneo del paciente millones de glóbulos blancos llamados células T -considerados los soldados del sistema inmunológico-, reestructurarlos genéticamente para que reconozcan y eliminen el cáncer, multiplicarlos y luego reincorporarlos al organismo. El proceso es costoso porque todos los tratamientos deben realizarse por separado para cada persona.

Los tumores sólidos son menos susceptibles de tratarse con estas células modificadas pero intentan dar con formas de usarlos contra el mesotelioma y cánceres de ovario, pecho, próstata, páncreas y pulmón.

“Estos tumores sólidos son como la base militar Fort Knox”, dijo el doctor Grupp. “No quieren dejar que las células T entren. Hace falta recurrir a enfoques combinados —CAR-T con algo más—, pero hasta que ese algo más se defina no vamos a ver el mismo tipo de reacciones.

Mirá también

Afirman que tomar hasta tres tazas de café podría alargar la vida

La innovadora terapia con células T contra la leucemia se creó en la Universidad de Pensilvania, que le otorgó la licencia a Novartis. El panel de asesores de la FDA recomendó su aprobación para un estrecho subgrupo de pacientes gravemente enfermos, no más de algunos centenares por año en Estados Unidos: aquellos de entre 3 y 25 años que padecen leucemia linfoide aguda de células B que ha recidivado o no ha respondido a los tratamientos estándar. Estos pacientes tienen escasas chances de sobrevivir, pero en ensayos clínicos un solo tratamiento con células T ha producido largas remisiones en muchas personas y posiblemente incluso haya curado a algunas.

Novartis planea solicitar otra aprobación, más avanzado este año, del mismo tratamiento (al que llama CTL019 o tisagenlecleucel) para adultos que tienen un tipo de linfoma, el linfoma difuso de células B grandes que ha recidivado o ha resistido el tratamiento. Una firma competidora, Kite Pharma, también ha presentado un pedido de aprobación para un tratamiento con células T para el linfoma.

Otro competidor, Juno Therapeutics, sufrió un revés al clausurar un estudio de células T en adultos como consecuencia de que cinco pacientes murieran por edema cerebral. Kite también informó una muerte de esa índole.

Novartis está estudiando varios otros tipos de células T, con diferentes modificaciones genéticas, para tratar la leucemia linfocítica crónica y el mieloma múltiple, al igual que el glioblastoma.

Parte del trabajo más promisorio hasta el momento involucra intentos de hacer que los tratamientos genéticos existentes sean aún más eficaces en los cánceres de sangre. A los pacientes con linfoma las células T se les suministran junto con una droga, ibrutinib, y la combinación parece funcionar mejor que con ambos tratamientos por separado.

En el Hospital de Niños de Filadelfia no hay suficientes plazas de investigación para todos los pacientes que esperan obtener tratamiento con células T y el tiempo de espera puede llegar a ser de meses, más de lo que algunos pueden darse el lujo de esperar. Los tiempos de espera deberían disminuir cuando el tratamiento se apruebe y se vuelva en general más accesible.

Dijo el doctor Grupp que una vía de investigación promisoria comprendía el suministro de células T en una etapa más temprana de la enfermedad, en vez de muy tardía, como lo exigen las disposiciones actuales. Agregó que en diversos centros se estaba programando una investigación que él esperaba que se iniciara en el transcurso de los próximos seis meses o algo similar. Los pacientes serían chicos con signos precoces de que la quimioterapia habitual —que a muchos los cura— no está funcionando bien para ellos.

“Podríamos poner en marcha el tratamiento considerablemente pronto y antes de que los pacientes se agraven tanto”, dijo. Añadió que “ése es otro gran paso en lo referente a tratar de comprender cómo usar las drogas apropiadamente

Deja una respuesta »